Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2012

Los duelos judiciales de la Edad Media entre un hombre y una mujer

Los juicios por combate o duelos judiciales eran cada vez menos comunes a finales de la edad media pero aún eran aceptados como parte de la teoría y práctica legal en el renacimiento. Podían ser usados en casos de traición (ya que los jueces eran agentes del rey, y el rey era la parte ofendida, siendo una manera de conservar la imparcialidad) y otro tipo de casos criminales y civiles donde no había pruebas contundentes que apoyaran a uno o a otro. Solo había unas pocas personas exentas, como los clérigos, pero las mujeres no estaban entre ellas. Por eso, algunas veces ellas también tenían que luchar.

¿Por qué los murciélagos duermen colgados boca abajo?

Los murciélagos no son los únicos mamíferos capaces de desplazarse por el aire, pero sí son los únicos que pueden hacerlo impulsándose con sus alas en vez de planear. Esto es posible gracias a los potentes músculos de sus alas y su ligero cuerpo. Por otra parte, sus patas traseras son débiles, sin embargo, pueden dormir en posición invertida sin riesgo a caerse. Si lo pensamos, aunque no encontremos una razón clara, suponemos que esto debe ser una ventaja evolutiva.

Nicolae Minovici, el doctor que se ahorcó en nombre de la ciencia

Aunque la imagen popular del científico loco sea la de un malvado psicópata que usa sus conocimientos para exterminar o dominar la humanidad, los verdaderos científicos locos son aquellos que se utilizan como ratas de laboratorio, normalmente con buena intención. Un ejemplo es el ganador del premio Nobel Barry Marshall, quien se bebió un cultivo de H. Pylori, causante de las úlceras de estómago.

Décadas antes, en los años 20, Nicolae Minovici (1868-1941), profesor de ciencia forense del Colegio Estatal de Ciencia de Bucarest decidió estudiar la muerte por ahorcamiento. Para ello, construyó un dispositivo que le permitiera ahorcarse poniendo la soga colgada del techo. Se acostó en una camilla, se puso la cuerda alrededor del cuello y tiró desde el otro extremo. La soga se apretó, su cara se volvió entre roja y púrpura, su visión se volvió borrosa y escuchaba un silbido. Solo tardó 6 segundos en empezar a perder la conciencia, obligándolo a parar.

Las armas que todo genio malvado desearía tener (II)

1ª parte - 3ª parte Aunque se nos llenen la boca con palabras como libertad o justicia, todos desearíamos ser un tirano que controlara el mundo y que sometiera a la humanidad a su voluntad. En otras palabras, a todos nos gusta que se cumpla lo que nos salga de los genitales.

Si algo se aprende de los juegos de estrategia en tiempo real es que para conseguir algo debes destruirlos a todos. Por una parte, para evitar la derrota, debes mandar a tus ciudadanos a rincones remotos , y por otra, tener más armas que el enemigo. Pero los genios megalomaniacos se distinguen por su locura a la hora de elegir armas, desde canarios antropófagos a bombas de escala galáctica.  Por eso, te pongo a disposición un segundo catálogo con las armas existentes más inusuales.