Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2014

El lago Chagan, el embalse de agua radioactiva

Durante la Guerra Fría, los soviéticos comenzaron a detonar armas nucleares por todo el noreste de Kazajistán para investigar la posibilidad de usar su poder nuclear de manera constructiva, como desplazamientos de tierra, crear canales y embalses o buscar petróleo entre otras cosas. Las pruebas se llevaron bajo el título de "Explosiones Nucleares por la Economía Nacional". Esta era la versión soviética de la "Operación Plowshare". un programa similar de los Estados Unidos.

Habíendo tomado prestada una idea terrible de los EEUU, el programa soviético se puso en marcha y terminó siendo varias veces más grande que el americano tanto en número de aplicaciones investigadas como en la extensión con la que fueron introducidas en el uso industrial. Mientras que los EEUU realizaron 27 pruebas antes de constatar que era una mala idea cancelando el programa en 1977, los soviéticos continuaron hasta 1989 con hasta 156 pruebas nucleares.

Mover nuestro Sistema Solar: el propulsor Shkadov

Cuando el Sol se expanda y la vida sea imposible en la Tierra, la primera opción será la de emigrar a otro planeta donde sea posible la supervivencia, pero la ciencia-ficción contempla otra opción: el propulsor Shkadov.

Bautizado así por el físico ruso Leonid Shkadov que en 1987 presentó el concepto de esta mega-estructura en la 38º Congreso de la Federación Astronautica Internacional, esta estructura permitirá arrastrar el Sol y, con él, todo el Sistema Solar hasta otra estrella más joven para que la Tierra sea capturada gravitatoriamente. De esta manera, la biota del planeta recibiría un nuevo aliento de vida.

El propulsor Shkadov consistiría en un espejo o vela de escala astronómica que mostraría su cara cóncava hacia el Sol. La distancia a la que se colocaría mantendría en equilibrio la atracción gravitacional ejercida por la estrella con la presión de su radiación. Así se mantendría estable en el espacio. El espejo reflejaría la radiación solar en su superficie, empujando al Sol…

La relación entre los cereales y los asteroides

Cuando te compras una bolsa de aire con patatas de regalo siempre te alegra empezar con las más grandes, pero se acaban tan pronto que buscas desesperadamente más en el fondo. De la misma manera,  si te echas el último tazón de cereales eres el que se come todo el polvillo.

A todo esto direis, ¿qué tiene esto que ver con los asteroides? ¿Acaso son de patatas y cereales de la misma manera que la Luna es de queso? Pues no, pero se comportan de manera similar. El efecto de las nueces de Brasil, muesli o de convección granular dice que si se agita un material granular, como los anteriores, las partículas más grandes se quedarán en la superficie. A diferencia de los planetas y sus satélites, los asteroides suelen mostrar una superficie cubieta de grandes bloques y este efecto podría explicar su morfología.

El fin del mapa

La historia comienza en la Gran Biblioteca de Alejandria en torno al 330 a.C., el lugar donde realmente comenzó el estudio de la geografía. Los primeros estudiosos crearon un importante proto-mapa del mundo, basado mayormente en las escrituras del historiador griego Herodoto. Su  "Historiografía" de nueve volumenes habían sido completados un siglo y medio antes, pero su descripción del auge y caida del imperio persa y las guerras greco-persas seguía siendo la fuente más detallada de información de la forma del mundo conocido.

Estos estudiosos tenían mucha razón, e inevitablemente también se equivocaron. El mapa que crearon mostraba al mundo redondo, o al menos redondeado, que por el siglo IV a.C. era comúnmente aceptado (desestimando la visión Homérica en la que si navegabas lo suficiente, se terminaría el mar y te caerías).

Erastótenes de Cirene (actualmente Libia) fue uno de los primeros estudiosos en reunir el nuevo conocimiento geográfico en el arte de la cartografía, h…

14 hábitos de gente muy miserable

Generalmente la gente quiere ser feliz, con una vida con sentido, en la que poder disfrutar, experimentar plenitud y compartir el amor y la amistad con otras personas y quizás otras especies, como perros, gatos, aves y lo que sea. Pero aunque parezca extraño, algunas personas actúan como si solo quisieran ser miserables, alcanzando el éxito al traer la miseria a sus vidas, aunque no obtengan ningún beneficio aparente de ello, ya que no les ayuda a encontrar amigos o amantes, mejores trabajos,  más dinero o ir a mejores vacaciones. Entonces, ¿por qué lo hacen?  Gracias a los cerebros de los mejores terapeutas, se llega a la conclusión de que la miseria es un arte, que la satisfacción que la gente parece encontrar en ella refleja un esfuerzo creativo necesario para cultivarla. Dicho de otra manera, cuando tu vida es estable, tranquila,  próspera, sin guerras civiles, hambruna, epidemias o vejaciones,  hacerte miserable es un arte en si mismo, que necesita imaginación, visión e ingenuid…

El ascenso de un parásito durante la decadencia de la Unión Soviética

Pregúntele a cualquier politólogo: un cambio de regimen tiene consecuencias impredecibles. El vacío dejado tras el fin del liderazgo y la desorganización que le sigue, ya sea con alegría en el caso de una liberación o de miedo cuando es una tiranía, provoca un cambio inesperado. Para los estados de Asia central de la antigua Unión Soviética al principio de la década de 1990, entre esas secuelas estaba la aparición de un pequeño y terrorifico gusano que vio, en el colapso del monolítico centro neuralgico político, una gran oportunidad.

Poco después de la disolución de la Unión Soviética en 1991, los servicios médicos fueron engullidos en medio de una atmósfera de graves dificultades económicas. El derrumbe político y socioeconómico precipitó, entre otros muchos cambios, el cese de los programas de control de infección canina y los servicios públicos de salud veterinaria. Los programas de control para desparasitar perros se disolvieron junto a la antigua república soviética, mientras l…

No importa el tamaño: los animales tardan 20 segundos en orinar

Aunque normalmente ninguno tengamos una habitación para meditar, el cuarto de baño cumple perfectamente esa función. Posiblemente, en la ducha, baño o retrete han nacido los mayores filósofos (no literalmente), ya que es donde uno deja su mente navegar a través de preguntas existenciales y/o absurdas. Entonces pensamos en cómo unos permanecen en el servicio tan solo un instante mientras otros parecen asentar allí su vida. En ese momento se presenta la pregunta: ¿Todos los animales tardan lo mismo en orinar o hay alguno que se lleve el premio de "meador constante" por tardar más que nadie?

El Instituto de Tecnología de Georgia respondió a esta pregunta existencial observando a 32 animales, 16 de ellos en un zoológico y 28 en Youtube. La conclusión es que de media todos tardan aproximadamente 20 segundos en orinar, sin importar el tamaño.

¿Por qué no nos acordamos de cuando eramos bebés?

¿Por qué no recordamos ser un bebé? ¿Por qué no nos acordamos de nuestros primeros años? ¿Cómo puede ser que un niño de tres años recuerde cosas que han pasado pero esos recuerdos desaparezcan unos años más tarde?

Esas preguntas han intrigado a la humanidad durante siglos. Un nuevo artículo de la revista Science proporciona la primera evidencia del mecanismo físico que explicaría este extraño fenómeno.

El artículo, que estudia roedores, concluye que las nuevas células formandose constantemente en los cerebros jóvenes pueden alterar los circuitos que mantienen las memorias.