Ir al contenido principal

¿A qué temperatura se congelaría la orina durante la micción?

No es algo que ocurra habitualmente, por lo que no te angusties pensando que te podría pasar a ti. La condición obvia, sobrentendida en el titular, es que, para que pase esto, debe hacer bastante frío. La cuestión es cuánto.

Caspar Green calcula la temperatura dando por hecho algunas cosas. Para empezar, hay que tener en cuenta que la composición de la orina varía ligeramente de una persona a otra, dependiendo de factores como la alimentación o el estado de salud. El 95% de la orina es agua, siendo la urea el segundo componente mayoritario con 9,3 g/l. El cloro (1,87 g/l), sodio (1,17 g/l), la creatinina (0,670 g/l), otros iones y compuestos orgánicos e inorgánicos le siguen en una proporción mucho menor.



La urea y la sal disminuyen la temperatura de congelación del agua. Acudiendo a los estudios ya realizados, tomando la molaridad de 3,389, la temperatura de congelación respecto al agua disminuye 5,594°C. Es decir, la orina se congelaría a 5,6ºC.

La orina partiría con los 37ºC de la temperatura corporal, teniendo que reducirse 42,6ºC. Asumiendo que tarde segundo y medio (siendo generosos) en llegar al suelo, tendría que enfriarse a 28,4ºC/s.

Usando la ley de enfriamiento de Newton:

 Donde:
  • t es el tiempo en las unidades deseadas (segundos, minutos, horas, etc)
  • T(t) es la temperatura del objeto en el momento t
  • Ts es la temperatura constante del exterior 
  • T0 es la temperatura inicial del objeto
  • k es una constante de enfriamiento para la sustancia implicada.  

Ya sabemos que t=1,5 segundos, T(t)=-5,6ºC y T0=37ºC. La respuesta a la pregunta se haya en Ts, pero no conocemos la constante k. Esta varía según la masa, la composición química del área de superficie, entre otros factores. Sin este dato, asumiendo que la orina se comporta como el agua. El dato extraído de este experimento muestra que para el agua, la constante era 0,0293 (se desconoce tanto el área de superficie como el volumen). Seguramente estaría en reposo en el laboratorio. En un chorro, tendría más superficie y menos masa, por lo que supondremos que la constante se multiplica por 10, es decir, que el valor es de 0,3.

Con estas suposiciones, realizadas debido a la ausencia de ciertos datos concretos, se puede estimar que la orina se congelaría a los -80ºC. El dato exacto podría variar. Por ejemplo, el tiempo que tarda en llegar al suelo podría ser menor, teniendo que enfriarse más rápido y necesitando de una temperatura exterior aún menor.

En la Tierra, la temperatura natural más baja registrada fue de -89,2ºC en la base soviética de Vostok el 21 de julio de 1983. Artificialmente, se han alcanzado temperaturas menores, pero en ningún caso creo que sea sensato orinar en estas condiciones.

A continuación les dejo con el primer especial navideño de Cazadores de mitos, donde prueban (minuto 22:37) si la orina se congelaría al orinar a -70ºC.


Comentarios

Entradas populares de este blog

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.

3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

El hombre globo que no podía defecar

Algo que siempre fascina de la medicina son los casos raros, los que superan los límites de lo que creíamos posible. Como espectadores de un museo de los horrores o un circo de monstruos, observamos lo que escapa a nuestro entendimiento.  Ese interés impulsó los circos de fenómenos y, aunque perdieron su popularidad, el interés persiste, solo que ahora no deshumaniza a quien es diferente.

El "hombre globo" o la "bolsa de viento" nació con normalidad, sin mostrar nada anómalo hasta los 18 meses. exceptuando un gran abdomen, irregularidades intestinales y estreñimiento. Conforme crecía, también lo hacía el tamaño de su abdomen y su estreñimiento. A los 16 su colon podía pasar un mes sin exhibir movimiento y a los 20 se exhibió en un Dime Museum(1) con los nombres con los que empecé este párrafo.