Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2012

¿Cuánto costaría construir la Gran Pirámide hoy en día?

Si en estos momentos de gran liquidez económica, viniera el político de turno y presentara su proyecto de hacer una gran pirámide, ¿cuánto costaría? Está claro que si el objetivo es sepultarlo en vida con miles de bloques de granito, se ignora la crisis y se haría sin importar el precio. Pero pongamos que en vez de eso, se trata de un poliédrico palacio para nuestro querido rey (o para su querido líder, para los que no son de España) que debemos pagar gustosamente con todo nuestro dinero. En el caso de que nadie infle "accidentalmente" el presupuesto, este monumento nos costaría unos 3.740 millones de euros. Poco para lo que nos ofrece un rey tan campechano.

Explosión de barriles de sodio en el lago Lenore

Después de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno de los Estados Unidos descubrió que tenía sodio de sobra y que nadie quería, así que  el 13 de enero de 1947 vertieron 10 toneladas al lago Lenore. Por entonces no había riesgo de que uno de los barriles, de 1750 kg, provocara una lluvia de peces, ya que por entonces no había ninguno.

Visto en: Bad astronomy

Las mariposas mantienen sus recuerdos como orugas

En 1969, Eric Carle escribió La pequeña oruga glotona, una historia clásica de una oruga que pasa una semana buscando alimento hasta que finalmente se transforma en una mariposa. Carle omitió la parte en la que la oruga se convierte en crisálida.

En resumen, en el interior de la crisálida la oruga se vuelve líquida, aunque no todos los órganos al mismo ritmo. Por ello, podemos pensar que las orugas y las mariposas son dos criaturas distintas que no saben nada la una de la otra, ya que por lógica pensamos que no tiene donde retener la memoria previa a la transformación.

En el 2008, unos investigadores de la Universidad de Georgetown expusieron a las orugas a un olor acre específico mientras le daban un shock de intensidad mediana. Con el tiempo las orugas aprendieron a evitar el olor incluso en ausencia del estímulo desagradable. Después de la metamorfosis en polillas (en este caso), les expusieron al mismo olor y están empezaban a volar.

De alguna manera, aunque se habían vuelto líqu…

¿Te puedes ahogar en las arenas movedizas?

Tranquila, es muy sencillo, debo meter las manos para sacar las piernas, y luego saco los brazos con...la boca. Homer J. Simpson Una escena típica en las películas de acción es la del personaje que se cae en las arenas movedizas y se hunde completamente, cuando el personaje es el enemigo o negro, y es sacado con la ayuda de una rama cuando el protagonista es un atlético soldado americano (de EEUU, no de los suburbios del norte y el sur).

Todos sabemos que las películas que salen actualmente en el cine, como "El día de mañana" o "Braindead", reflejan fielmente la realidad y a cualquiera le cuesta pensar que puedan tener errores. Pero todas las películas los tienen, y a pesar de eso, la mayoría no nos hemos cuestionado cosas como si es verdad que nos podemos ahogar en las arenas movedizas.

Bajo el microscopio

Ojo de un escarabajo y de una mosca de la fruta

Escuchar el sonido de las bacterias

¿Si un árbol se cae en el bosque y no hay nadie para oírlo, hace algún sonido? ¿Y las bacterias? Está claro que la caída de un árbol produce un sonido, haya o no alguien que lo escuche, pero es más complicado imaginarse el ruido que hacen las bacterias. Para resolver esta pregunta, Jochen Feldmann y sus compañeros del Grupo de Fotónica y Optoelectrónica de la Universidad de Munich han creado un dispositivo que mide las ondas de presión producidas por seres microscópicos.

El GPS de 1909

El conductor de principios del siglo XX tenía el placer de disfrutar de unas carreteras que levantaban una polvareda al mínimo movimiento, pudiendo degustar gran variedad de insectos voladores autóctonos de cada región a una velocidad casi hipersónica (solo le separaban unos ridículos 1.200 km/h de la velocidad del sonido).

Para el "gourmet" de la conducción, llegó en 1909 el Jones Live Map, una especie de GPS que iba unido al odómetro y hacía girar un disco de papel con una ruta entre dos ciudades. Este artilugio fue inventado por J. W. Jones, a quien recordarán por el velocímetro Jones, el disco fonográfico Jones y el Jones Yobel, "el claxon de los caballeros". Como podréis ver, no era de los que aprovechaba cualquier oportunidad para poner su nombre a un invento.

¿Podría la Estrella de la Muerte destruir un planeta?

"No es una luna. Es una estación espacial." Obi Wan Kenobi En Star Wars: A New Hope, la Estrella de la Muerte destruye Alderaan, pero ¿sería posible? Tres estudiantes de la Universidad de Leicester en Inglaterra, quienes el año pasado publicaron un estudio del tema en la revista de física y astronomía de pregrado de su universidad.