Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2016

El mayor pozo cavado a mano del mundo

Entre los amantes de las curiosidades y los datos extremos, no es del todo desconocido que, con más de 12 kilómetros, el pozo más profundo y largo del mundo durante más de 20 años fue el de Kola (KSDB) o SG-3, situado en el óblast de Múrmansk, en el noroeste de Rusia. Digo era porque, desde el 2008, el récord de longitud ha cambiado cada poco tiempo. Primero el pozo BD-04A del campo petrolífero Al Shaheen en Qatar, alcanzando los 12 289 metros, con 10 902 metros de alcance horizontal; 3 años después, el Odoptu OP-11 en la isla rusa de Sajalín con 12 345 metros y un desplazamiento horizontal de 11 475 metros; El título solo le duró un año, ya que en el 2012 el pozo Z-44 Chayvo alcanzó los 12,376 metros. Esto quiere decir que el pozo de Kola solo retiene el título del más profundo.

Visto esto, es lógico pensar que con el avance de las tecnologías sería más sencillo rascar unos metros más en ambos récords. Ahora bien, ¿y si las excluimos en la búsqueda de la mayor plusmarca? No siempre …

La ley del pez real

Si algunos de vosotros sois un ciudadano inglés, puede que ya lo sepáis. De no hacerlo, es necesario que lo recordéis: la ley del Reino Unido establece que si se captura un pez real, este se convierte en propiedad del monarca como prerrogativa real.

Las composiciones musicales más largas

En un antigua entrada ya comenté sobre los récords que nadie podría oír al completo. Al menos, no al mismo ritmo. Afortunadamente hay quienes han pensado que el concepto pierde la gracia si no se puede oír completa ni una vez. Hay composiciones que no necesitan varias vidas para terminarlas, pero sí muchísimo tiempo y paciencia. He aquí unas pocas de ellas:

El científico francés que casi extinguió los conejos de Europa

La fama puede ser un éxito y una condena. Eso debió pensar Paul-Félix Armand-Delille, miembro de la Academia Francesa de Medicina que intentó replicar el triunfo australiano sobre las plagas de conejos.

Los descendientes pakistaníes de los soldados de Alejandro Magno

En el distrito Chitral, en la provincia Jaiber Pajtunjuá, en el noroeste de Pakistán, vive el pueblo Kalasha, cuyos ojos azules y pelo rubio los distingue del resto de la población. Se auto-proclaman descendientes de los soldados que lucharon junto a Alejandro Magno pero que se quedaron en estas tierras en el siglo IV a.C. Aunque es un hecho que Alejandro conquistó las tierras de la actual Pakistán y se adentró en la India, una afirmación de este tipo se antoja, por lo menos, dudosa.

Shanay-timpishka, el río hirviente

En Mayantuyacu, en la provincia de Puerto Inca, Perú, lejos de cualquier volcán, las aguas de un antiguo río legendario hierven conforme avanza por el Amazonas. Al igual que Troya o Xanadú, durante mucho tiempo se pensó que no era más que un mito, hasta que se descubrió que era real.