Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2016

El mito del error de la espinaca de Popeye

Todos conocemos a Popeye y su obsesión por la espinaca que le otorga una fuerza extraordinaria. También es bastante conocida la razón de esta relación: cuando en 1870 el químico alemán E. Von Wolf calculó originalmente el contenido de hierro de la espinaca, se equivocó al transcribir sus notas y situó la coma en el lugar incorrecto, multiplicando por 10 la cantidad real de hierro que había calculado. Por lo tanto, la fuerza de Popeye se basaría en un mito. Lo que no es tan popular es que esta corrección también lo es.

La rebelión azuzada por un pedo

Las historias de Herodoto no siempre son ciertas. Como diría Leonard Nimoy: "son mentiras, pero mentiras entretenidas. ¿Y al final no está ahí la auténtica verdad?". Entre ellas se encuentra una rebelión en Egipto avivada por un cuesco.

La amistad entre unas pequeñas ranas y unas grandes arañas

Las amistades inusuales no son tan extraordinarias entre los animales. De vez en cuando se ven noticias de parejas singulares de distintas especies que se comportan como si no hubiera diferencias entre ellas. La simbiosis tampoco es el descubrimiento del siglo, pero más que convivir como iguales, cada uno aporta algo que beneficia al otro (Siempre que la relación sea mutualista). Tampoco son casos puntuales que ocurran en dos individuos concretos debido a sus circunstancias, sino que son comportamientos habituales, aunque las parejas que puedan formarse no nos lo puedan parecer tanto. La rana de hojarasca del río Pastaza (Chiasmocleis ventrimaculata) y la tarántula conocida como "araña pollera" (Xenesthis immanis) viven en una de esas relaciones en la que, por alguna extraña razón, conviven sin que uno devore al otro.

Pintando sobre telarañas

En el siglo XVI, en el entonces austriaco Val Pusteria de los Alpes se inventó un arte que llegó a considerarse una leyenda urbana: las pinturas sobre tela de araña. La aplicación de esta técnica estaba en manos de los monjes y, una vez fuera de los monasterios, los cortos periodos de éxito producidos por artistas seculares, unido a su fragilidad, solo han permitido la conservación de unas 100 obras en manos privadas.

¿Cómo dejar la tapa del inodoro?

La humanidad ha comenzado guerras por causas realmente absurdas, como contra los emús, por un cubo o por un cerdo, pero de momento podemos alegrarnos de no tener que matarnos por la posición de la tapa del retrete, a pesar de las catastróficas consecuencias de no situarla en la posición preferida por otros o por las incapacitaciones físicas producidas por situarla en una posición a la que no estamos acostumbrados.